Una regata trasatlántica en solitario para veleros de la clase Mini, de 6.50 metros de eslora, que sin duda es una de las regatas más duras a las que puede enfrentarse un navegante. Exige altas dosis de autocontrol y una excelente preparación física.

El origen de la regata, y de la clase Mini, se debe al británico Bob Salmon, en 1977. Para que los participantes cumplieran con las dos ideas troncales de la regata (bajo presupuesto y barcos pequeños), Salmon confeccionó unas instrucciones de regata que pueden resumirse en:

El barco no puede tener más de 6.5 metros de eslora. No puede existir a bordo ningún tipo de ayuda mecánica (motor, generador, etc).

En el barco sólo pueden llevarse cinco velas, entre las cuales debe haber obligatoriamente un tormentín, quedando las otras cuatro a elección del navegante. Ninguna de las velas puede reemplazarse en Tenerife.

El tramo Penzance - Tenerife tiene carácter obligatorio, pero no es puntuable para la regata. Durante ese tramo, los competidores pueden entrar en cualquier puerto a descansar y reparar, sin ninguna penalización.

La salida de la regata se sitáa en las inmediaciones de Santa Cruz de Tenerife, desde donde parten los participantes en regata sin handicap. El primero en cruzar la línea de meta será el ganador.

Hasta 1993, el único instrumento de ayuda a la navegación permitido era el sextante. A partir de ese año, como medida de seguridad se permitió usar el GPS. Como equipo de comunicaciones sólo se permite llevar una radio VHF, con un alcance máximo de unos 50 kilómetros. Los navegantes no pueden tener ningún contacto con tierra ni solicitar asistencia, bajo amenaza de descalificación.

En la primera edición zarparon 24 competidores en barcos de 6`50 desde Penzance, Reino unido, dirección Tenerife, el 8 de octubre de 1977.La idea de cruzar el atlántico en solitario en un barco de 6`50 fue cogiendo forma al igual que el desarrollo de los barcos para este propósito, nació la clase mini.

Después de cuatro ediciones, la salida de la regata fue adoptada por la costa noroeste francesa, participando mas y mas marinos con cada edición convirtiéndose en un camino de innovación y experimentación para grandes diseñadores y arquitectos navales. En el 2007 zarparon 89 competidores hacia Salvador de Bahía, desde entonces e ha ido alternando la llegada entre Brasil y las islas caribeñas.

La Regata

Minitransat 2021